Saturday, February 18, 2006

Los Próceres, República de Colombia, Sol Poniente, y después de la bomba Isla hace más frío que en Santo Domingo.

(Esto lo escribí el sábado pasado pero lo dejé en Word. Los acentos e Italics son en honor al Dr. E y su obsesión gramatical. :P) Y dice así...

Anoche fue el lanzamiento de la primera producción de Marel Alemany. Se realizó en Casa de Teatro (muy adecuado) y fue un éxito total. Las personas enfilaban desde la Sala Teatro a adquirir su propia copia de este nuevo album. El público quedó más que satisfecho. El escenario estaba decorado “De Papel”. Los músicos disfrutaban de su interpretación, la cual estuvo impregnada de calidad y color. Se respiraba un ambiente de camaradería en la Casa.

Después del concierto, siguió el Bonche. A los que conocíamos a Marel, pues se nos pegó al afterparty, que, para mi sorpresa, resultó ser en las afueras de la ciudad. :P Se pasó un rato muy ameno entre poetas, cantantes, instrumentistas, amiga de un ex-novio que me conoció con ojos de gato, familiares de otros músicos, personajes de los tiempos de Rainbow Girl, ex-vecinos, y hasta del coro de Way mi May hubo presentes. Ah, no puedo dejar de mencionar que se comentó la graciosa coincidencia de mi nombre. La vida tiene una forma tan extraña de mezclar las cosas… Fue divertido realmente, el hecho de la ubicación y el asunto de como fui bautizada. Un chiste personal, y otro público, respectivamente. Pero los que habiten por esos lares no lo cojan mal. Realmente está cerca de Santo Domingo, y de Miami también. Recordé los tiempos de la tesis...

Eventualmente llegó la hora de partir. Lo hice en un momento en el cual mi éxodo fue singular, significando que mi desplazamiento hacia la civilización fue sin escolta, cosa que habría sido una caballerosa costumbre. Pero al parecer, aunque solía ir más pendiente de mostrar mis dientes que de la ruta, pude llegar sin titubeos a territorio conocido… esta vez sin despegar los labios. En mi hogar me esperaba la comodidad de mi cama, la cual estuve a gusto de ver. Sí, es cómoda. Me zambullí en un sueño profundo, con preguntas sin contestar.

Fue una noche agradable, con pixeladas de momentos sin ideas. Hoy es un nuevo día.

2 comments:

eduardo said...

Magnífica gramática :P

¿Y dónde fue la cosa?

Chelle said...

:D

Gracias, profesor- que diga, doctor. :P

¿El afterparty? En el hogar del músico protagonista.