Tuesday, October 31, 2006

Y si no me gusta?

En la vida uno se encuentra con todo tipo de experiencias. Es muy facil y bonito cuando todo marcha bien. Asi no toma ningun esfuerzo sonreir, ningun esfuerzo mantenerse positivo, ni ningun esfuerzo para ser una buena persona. Por que? Porque todo esta aperisimo! Asi cualquiera es buena gente. Pero cuando se presentan los precipicios, murallas y oceanos que cruzar, entonces ahi si que cambia la cosa. Ahi si que es perfectamente excusable ser pesado, grosero y cortante, verdad? Pues claro que no.

Siempre van a haber cosas que me gusten, y siempre habra cosas que no me gusten. Es igual a que todo lo frio se calienta y todo lo caliente se enfria. Se compara con que siempre hay una epoca de las vacas flacas, y otra de las vacas gordas. Es como dicen que todo lo que sube, baja. Y es porque ya sabemos que ninguna experiencia, por agradable o desagradable que sea, dura para siempre.

Es obvio que soy humana, y tendre mis reacciones de gusto y de disgusto, pero eso no quiere decir que eso sea una excusa, ni que yo tenga que dejar de ser decente, sonriente y feliz, solo porque lo de afuera baile en su vaiven natural.

4 comments:

Hugo Denis said...

Es normal que cuando hay marejada la barca se agite. Pero siempre hay que intentar que no se hunda. Los momentos difíciles están ahí para superarlos, aunque cueste trabajo y las sonrisas no siempre salgan facilmente.

Saludos ;)

Chelle said...

Esactow, totalmente de acuerdo.

Uno puede echarle mas agua y ahogarse, o uno puede sacarsela y salir a flote.

Nadie dijo que tiene que ser facil, pero no tenemos por que hacernoslo mas dificil. :P

Gracias :)

kum kum said...

las buenas personas son aquellas que soportan buenos momentos y malos sin hacer esepciones! saludos

Chelle said...

si y en los dificiles es que uno se da cuenta realmente quien es por como reacciona...

"El hombre sereno y de autocontrol siempre esta absorto en lo Supremo y se mantiene igual en el calor y el frio, en el placer y en el dolor, en el honor y en la desgracia."

Del Bhagavad-Guita por Swami Vijoyananda